Colombia, ese país que cada vez más despierta curiosidad y anhelo en el mundo entero, cuenta con una diversidad cultural fascinante. Ésta no solo se refleja en formas de vestir, de hablar o de hacer música; la gastronomía es fundamental y las bebidas típicas colombianas son un aspecto que cualquier turista debe conocer y experimentar.
 
A nivel nacional e internacional, la bebida colombiana más consumida es el café y, si bien muchos de los extranjeros que visitan el país quieren probar un buen tinto, hay otras opciones que no se pueden perder.
 
Por ejemplo el chocolate, que aunque también se toma en diferentes lugares del mundo, aquí se prepara a lo colombiano, se sirve con queso y se acompaña de los más deliciosos preparados de panadería (buñuelos, panes de yuca, tamales, etc.).
 
Pero además de estas dos, hay algunas bebidas típicas de Colombia que son mucho más locales y exóticas, ingredientes que todo viajero busca cuando está descubriendo un nuevo destino. Así que aquí van nuestras 5 recomendaciones:

Agua de panela

Aguapanela fría

O aguapanela por su pronunciación coloquial, es una bebida tradicional que se encuentra en casi todas las zonas de Colombia. La panela es el primer derivado de la caña y se utiliza para endulzar cualquier tipo de bebida, preparar postres e, incluso, consumir en pequeñas porciones a manera de golosina.
 
A diferencia del azúcar, ésta conserva la mayor parte de sus nutrientes originales, por lo que es un alimento fundamental de la dieta de los colombianos. 
 
La preparación de aguapanela consiste en disolver un bloque de panela en agua hirviendo y agregarle limón al gusto a la preparación. En las zonas frías se consume caliente y, en muchos casos, acompañada de queso fresco y otros productos de panadería.
 
En tierra caliente se toma como refresco frío durante el día y también se prepara con jugo de naranja en lugar del limón. Además, es un remedio tradicional para la gripa y los resfríos. 

Lulada

Lulada con empanadas

Esta bebida típica de la región del Valle del Cauca, cuya capital es Cali, es ideal para calmar la sed y el calor del mediodía mientras se disfruta de un sabor explosivo.
 
Se prepara con lulo, una fruta ácida de la región andina, limón, azúcar o panela y mucho hielo. Lo que la diferencia del jugo, es que la fruta no se licúa sino que la pulpa se exprime con las manos, dando lugar a un refresco bebible y masticable al mismo tiempo. Generalmente se acompaña con empanadas a media mañana o tarde.   
 
Actualmente, hay otras variantes de la bebida original a las que se les añade endulzantes como leche condensada u otros ingredientes como aguardiente o ron, a manera de cóctel. Este último se encuentra generalmente en restaurantes y bares. Así que ya lo sabe; Cali ya no solo se visita para bailar salsa sino para acompañar el ritmo y el buen clima con una deliciosa lulada. 

Canelazo

Canelazo

Esta bebida tiene tres ingredientes principales: canela, aguardiente y panela. Se toma caliente en las zonas montañosas del país, justamente para combatir el frío con una buena dosis de calorías y licor de anís.
 
A diferencia de Ecuador o Perú, donde lo mezclan con alguna fruta u otro fermentado para amenizar el sabor, en Colombia se toma dulce, fuerte y, consecuentemente, en pequeñas cantidades. Sin embargo, algunos le agregan unas gotas de limón para darle más sabor. 
 
Además, es también conocido como un poderoso bajativo, así que no se sorprenda si en muchos destinos de los departamentos andinos le ofrecen una copita o taza de canelazo después de un suculento almuerzo.
 
Tampoco dude en aceptarlo, se sorprenderá del aumento de energía que sigue a los primeros sorbos. 

Chicha

Chicha en totuma

Seguramente habrá escuchado hablar de la chicha en diferentes países de Centro y Sudamérica, ya que se denomina chicha a las bebidas que se preparan con base en la fermentación de diferentes granos, cereales o tubérculos de la región.
 
El tiempo de fermentación determina el grado de alcohol de la bebida, por lo que, en muchas ocasiones, se toma chicha no alcohólica de fermentados de caña, yuca o frutas. 
 
En la zona andina de Colombia lo más común es encontrar chicha de maíz y el centro de Bogotá, en concreto el barrio La Candelaria, es un lugar ideal para probarla. Hace varios años, el lobbing de las grandes compañías de cerveza llevó a que esta bebida fuera prohibida por sus “efectos negativos” a la población.
 
Actualmente, si entra a alguna chichería del Chorro de Quevedo le servirán una totuma grande de chicha acompañada de una cerveza personal. N
 
o se pierda este plan, es ideal para terminar una tarde de caminata por la historia de la capital. 

Sorbete de Borojó

Sorbete de borojó

Aunque incluso hay muchos colombianos que no han probado esta bebida típica colombiana, seguramente quienes han visitado el Chocó sabe muy bien el manjar del que estamos hablando.
 
El borojó, una fruta que se encuentra únicamente en los bosques húmedos tropicales, es famosa por sus propiedades energéticas y, según dicen los habitantes de estas zonas, afrodisíacas.
 
Su pulpa es carnosa y de color morado o marrón oscuro, así que, aunque no es muy atractivo a la vista, quedará maravillado una vez que lo pruebe y se acostumbre a su exótico sabor.
 
Su preparación consiste en mezclar la fruta con agua, leche, azúcar (o panela), huevos, vainilla y hielo. Un vaso de esta bebida es suficiente para sentirse satisfecho el resto de la mañana o la tarde, así que ni se le ocurra acompañarlo con algo de comer; el sorbete de borojó se basta a sí mismo.
 
Así que si usted es de los que, al estar de visitar por el Chocó, se preguntan de dónde viene tanta energía y motivación de este pueblo alegre, esta podría ser una de las respuestas.