Para nadie es un secreto que la selva amazónica alberga riquezas naturales que sobrepasan la imaginación de muchos, y definitivamente el Río de los Cinco Colores es una de ellas. Ubicado a 30 minutos de vuelo desde Villavicencio, en la renombrada Sierra de la Macarena, Caño Cristales es el principal atractivo de la zona y las razones saltan a la vista. 

1. Sus colores únicos


Fuente: Mario Carvajal

Y lo de “únicos” no es por elegir una palabra bonita. Lo que hace de Caño Cristales una maravilla en el mundo, es que las algas endémicas que florecen en sus aguas le dan diferentes tonalidades al fondo del río, entre rojo, amarillo, verde, azul y negro. Este espectáculo de colores vivos, que inspiró en algún poeta el nombre de “el arcoíris que se derritió”, se puede apreciar únicamente entre junio y diciembre ya que la primera mitad del año las plantas se encuentran en época reproductiva. 
 

2. Sus pozos, piscinas y cascadas

Los recorridos por Caño Cristales incluyen visitas a varios sectores del río donde las formaciones geológicas generan atractivos ideales para los amantes del agua. La Cascada los Cuarzos o Las Escaleras son unas de las paradas más conocidas, donde las caídas de agua refrescan a los caminantes fatigados y aflojan cualquier músculo tensionado. Además, hay piscinas y pozos donde se puede explorar el fondo del río con un equipo de snorkell sencillo y conocer al detalle las algas que mágicamente colorean su viaje. Eso sí, no espere ver peces ya que aquí el agua ha sido tomada por plantas y minerales que coexisten armónicamente. 
 

3. La biodiversidad de sus alrededores

Pero no se desanime, que la Amazonía siempre está habitada por cientos de animales impresionantes que, en este caso, merodean por las orillas del río y la Serranía de la Macarena. Lo que hace a este ecosistema único en el mundo, es que aquí se juntan las regiones andina, amazónica y de Orinoquía, dando lugar a un hábitat donde puede encontrar osos hormigueros, varios tipos de felinos (como tigres y pumas), más de 500 especies de aves y miles de insectos y reptiles. Así que si tiene la paciencia y la pasión de los amantes de la observación de aves, puede dedicarle un día entero a esta actividad. Además, aquí la flora también se lleva su parte del protagonismo con exóticas orquídeas que cohabitan con ancianos árboles y otras flores casi escandalosas. 
 

4. Las opciones de turismo aventura

Además de ser un destino para amantes de la naturaleza, Caño Cristales también se presenta como un reto para los turistas que disfrutan del deporte y la aventura. Para empezar, conocer el Río de los Cinco Colores implica hacer un gran esfuerzo físico y mental, al tener que caminar durante algunas horas a través de calurosos y húmedos senderos para llegar a sus principales atractivos. Por otro lado, quienes organizan una visita de varios días a la Sierra de la Macarena, pueden realizar rafting o kayac en el Río Guayabero, donde desembocan las aguas de Caño Cristales. 
 

5. Sus misterios 

Como toda zona de difícil acceso, pero que ha albergado a pueblos ancestrales por cientos de años, la Sierra de la Macarena y Caño Cristales guardan sus misterios que, en esta ocasión, están relacionados con los Guayaberos. Esta pequeña comunidad indígena todavía habita en estas tierras y sus integrantes más antiguos han dejado huellas de su existencia a través de petroglifos y pinturas rupestres plasmadas en grandes rocas del río. Además, está la leyenda del atractivo “Tres Espejos”, que relata que en las noches de luna llena, las tribus llevaban sus ofrendas y las entregaban al Río justo en frente de tres rocas rectangulares y casi lisas. Después, el taita tocaba el agua y el reflejo de la luna se proyectaba sobre las piedras mostrando el futuro de los miembros de la tribu. Este lugar se conserva como uno de los principales sitios de visita en Caño Cristales, así que luego de saber la historia no querrá perdérselo. 
 

¿Cómo llegar a Caño Cristales?

Tendrá que viajar a Villavicencio, la capital del Meta, y de allí tomar una avioneta a La Macarena. Puede hacerlo a través de un tour contratado previamente o por su cuenta, pero obligatoriamente al llegar al Parque Natural debe contratar un guía para poder realizar sus recorridos. En el pueblo hay varias opciones de alojamiento, alimentos y bebidas, así que no importa si decide ir en grupo o de manera independiente, cualquier opción es recomendable siempre que respete las normas de ingreso.