Puede ser que olvidemos el año viejo y muchas de las experiencias que vivimos, pero lo que siempre se recuerda es la celebración de fin de año y la ilusión con la que se recibe una nueva época. 
 
América Latina tiene unos de los mejores destinos para disfrutar de estas fechas, ya sea en familia, pareja o con amigos, y todos tienen algo en común: son famosos por su inagotable ánimo de fiesta.
 
Ya sea bailando samba frente a la costas atlántica o disfrutando de unos melancólicos fuegos artificiales frente a la costa pacífica, cualquiera de estas ciudades le ofrecerá una experiencia inigualable.

1. Cartagena

Este destino lo tiene todo: playas, fiesta, gastronomía, cultura y diversidad. Aunque la mayoría cree que es necesario contar con un buen presupuesto para disfrutar de las mejores fiestas de la ciudad, esto solo depende del tipo de viaje que busca.
 
Aquí hay alojamientos de lujo y para mochileros, restaurantes gourmet y tradicionales, fiestas exclusivas y locales… Lo importante es que planifique su viaje a Cartagena con anticipación, reserve su alojamiento y vaya preparado para dormir poco y disfrutarlo todo. 

2. Viña del Mar

En esta ciudad, anhelada por los viajeros que disfrutan del turismo de lujo, se enciende el cielo durante 30 minutos para recibir el año nuevo. El espectáculo de fuegos artificiales que se realiza desde hace 60 años a lo largo de la Bahía de Valparaíso, también es visto desde otras ciudades y convoca a cientos de chilenos y turistas del mundo.
 
De hecho, el poeta Pablo Neruda se sentó durante años frente a su ventanal en La Sebastiana, para apreciar este momento inolvidable junto con sus allegados. 
 
Si quiere estar justo en el centro de la acción, puede reservar su puesto en botes o yates que ofrecen cena y fiesta la noche del 31. Si no, disfrute del show en las playas de Viña del Mar y siga la fiesta en alguna de sus animadas discotecas. 

3. Río de Janeiro

Aunque hay diferentes fiestas alrededor de la ciudad, la celebración de año nuevo en las playas de Copacabana es unos de los tres eventos más grandes de Río.
 
Y dado que el carnaval está dentro de este grupo, imagínese la fiesta que se arma con millones de personas de todo el mundo disfrutando de conciertos gratuitos, mucha cerveza o cachaza, fuegos artificiales y presentaciones circenses. 
 
Como en todas las ciudades turísticas, lo mejor es que planifique su viaje a Río de Janeiro con anticipación para que pueda hospedarse en un lugar cómodo y a buen precio. Aunque tome en cuenta que Brasil es uno de los países más caros de la región y, en esta época, los precios suben considerablemente. 

4. Medellín

La primera y única ciudad que no es playa en nuestra lista, es reconocida a nivel internacional por la calidez de su gente y sus fiestas con música tropical y aguardiente. Además, en diciembre se viste de color con uno de los alumbrados navideños más impresionantes del mundo que plasman escenarios típicos paisas.
 
Porque si algo caracteriza a la gente de Medellín, es su apego a las tradiciones y a su cultura. Aquí el año nuevo es más familiar, aunque no menos fiestero, y actividades como comer doce uvas, quemar el año viejo o darle la vuelta a la cuadra con maletas son muy importantes. 
 
Cuando planifique su viaje a Medellín, recuerde que también puede hospedarse en algunos de sus pueblos y municipios cercanos como Ríonegro ,Santa Elena, Santa Fe de Antioquia o Jardín; donde las celebraciones se realizan en la plaza central hasta el otro día. 

5. Cancún

Este paraíso caribeño es el destino más importante de México ya que combina fascinantes playas y actividades de verano, con impresionantes sitios arqueológicos mayas.
 
Aquí la celebración de año nuevo puede ir mucho más allá de ser una fiesta inagotable. Debido a la presencia de varios sitios sagrados para las culturas ancestrales, también se pueden realizar ceremonias para el recibir el año con las energías renovadas y deseos armónicos con la vida. 
 
Cuando planifique su viaje a Cancún debe tomar en cuenta que allá los precios son altos y la mayoría de planes incluyen pasaje, estadía y la fiesta de fin de año. Sin embargo, también puede hacerlo todo por su cuenta, siempre y cuando se asesore bien y tenga un alojamiento reservado.