“El alma de un pueblo metida en el cuerpo de una gran ciudad”. No hay mejor expresión para describir a Montería. Si bien algunos se refieren a ella como “la Perla del Sinú” y otros como “la ciudad de las golondrinas”, en esencia la capital de Córdoba es eso: una ciudad grande y moderna con el ambiente cálido y acogedor de un pueblo escondido. 
 
Quienes ya la conocen estarán de acuerdo con que Montería es una de las grandes joyas colombianas, que sorprende a sus visitantes con su desarrollo, su naturaleza, su clima y con un sinfín de cosas más. Y quienes aún no la visitan, o apenas se enteran de su existencia, ojalá después de leer estas líneas queden lo suficientemente antojados como para empezar a planear su próximo viaje. 
 
No importa si eres nacional o extranjero, esta ciudad espera con los brazos abiertos a cualquier tipo de viajero que quiera disfrutar de ella. ¿Por qué visitarla? Aquí te damos estas cinco razones: 

1- Sol, playa, brisa y mar

 
Si la vida citadina te cansa, debes saber que a sólo 45 minutos en auto de Montería vas a encontrar el espectacular Mar Caribe, para que pases un par de días de relax total. Las opciones van desde visitar la playa de Arboletes en Antioquia o el municipio de San Antero, también en Córdoba o, si quieres ir más allá, tomar una lancha hasta las espectaculares islas Múcura y Tintipán.  

2- Su gente, sinónimo de amabilidad y conciencia ambiental

Los monterianos, al igual que la mayoría de costeños en Colombia, son personas alegres, calmadas y tranquilas; que viven sin afanes y que gustan de ayudar al viajero perdido que anda buscando qué hacer. 
 
El orgullo por su ciudad se refleja en el cuidado y el respeto que sus habitantes tienen por sus parques, sus bosques, sus playas, el río y por la naturaleza en general. En pocas ciudades del país vas a encontrar personas con semejante conciencia ambiental. 

3- Ejemplo de sostenibilidad y desarrollo 

En octubre del 2016 la capital de Córdoba fue elegida en La Conferencia Mundial Hábitat III, como una de las 10 ciudades más sostenibles del planeta. Junto a Quito, son las dos únicas ciudades latinoamericanas que están en la lista. 
 
 
Y es que los proyectos medioambientales de Montería han tenido gran resonancia a nivel mundial, pues todos buscan reducir el porcentaje de emisiones al espacio, integrar económicamente al campo y a la ciudad, y por supuesto, ser autosostenibles a nivel ambiental. 
 
Además, en 2010 fue la única ciudad del país que firmó el Pacto Mundial por el Cambio Climático en México y es considerada considerada ¡la ciudad más verde de Colombia!
 

4- El Río Sinú, parte activa en la vida de la ciudad

Una de las grandes particularidades de Montería es que toda la ciudad está atravesada por el río Sinú. Antes, esto era considerado un problema y los habitantes preferían darle la espalda. Pero ahora toda la vida de la región está organizada en torno al río. 
 
Desde conciertos, ferias y diferentes eventos masivos, hasta los diferentes espacios de la vida cotidiana. El río hace parte de la vida normal de los habitantes, por lo cual se cuida y se respeta mucho. 

5- El parque lineal, un espacio en donde todos conviven en paz

Montería es hogar de, nada más y nada menos, que del parque lineal más largo de Latinoamérica: La Ronda del Sinú. Este parque, ubicado justo al lado del río del mismo nombre, es algo así como un zoológico al aire libre; pues allí vas a ver fácilmente osos perezosos, ardillas, iguanas y monos aulladores.
 
 
De igual manera el parque posee bancas y senderos para que cualquiera pueda transitar tranquilamente por él. ¿Recuerdas lo de la conciencia ambiental? Pues este es el mejor ejemplo de cómo las personas cuidan y conviven pacíficamente con la naturaleza.  
 
¡Así es! La capital ganadera de Colombia posee todo lo que cualquier viajero puede desear: naturaleza, modernidad y un poco de agua salada. 
 
¿Te animas a visitarla?