Mucho se ha dicho sobre el departamento del Chocó. Que es uno de los destinos más bellos del país por su naturaleza, sus costumbres y por el increíble océano pacífico, que es más rico de lo que la gente piensa, y que visitarlo es una opción obligada para cualquier viajero. Pues bien, el día de hoy queremos contarte porqué todo esto es completamente cierto.
 
Al ser un destino emergente en Colombia, el departamento del Chocó pocas veces encabeza la lista de lugares a los que un viajero quiere llegar cuando visita el país. Sin embargo, el no ser tan popular es una de las grandes ventajas de este bello lugar.
 
Durante cuatro días recorrimos el municipio de Bahía Solano, un lugar que tiene de todo un poco pero que, al mismo tiempo, no es para todo el mundo. Y es que si eres de esos que prefiere el lujo y la comodidad, este no es el lugar para ti.
 
 
Sus calles no están pavimentadas, no hay buena conexión a internet y sus hoteles no son tipo resort cinco estrellas; sin embargo, lo que para muchos podría ser una razón para no visitarlo, a nuestro parecer, es lo que vuelve a este destino en un sitio tan encantador.
 
La combinación de lluvia, calor, naturaleza, desconexión y agua salada; generan una sensación de tranquilidad y felicidad. Y entonces es como si el resto del mundo no existiera, como si, por un momento, los problemas del día a día desaparecieran; y uno empieza a anhelar la vida simple, empieza a entender que no se necesita de mucho para ser feliz y que en realidad el lujo material no se compara con el lujo que puede brindar una playa rodeada de selva, algunas chozas y un par de hamacas.
 
 
Desde pasar una tarde en la encantadora Playa Huina hasta perderte en la inmensidad de la Playa el Almejal, en Bahía Solano el tiempo pasa volando y siempre tendrás algo por hacer. Y si te cansas de la playa, en ciudad Mutis encontrarás piscinas naturales, cascadas y un mirador precioso desde donde se ve todo el corregimiento.

¿Cuándo visitar Bahía Solano?

Sin duda alguna, la mejor época para viajar a Bahía Solano es entre julio y septiembre, pues durante estos meses es temporada de ballenas jorobadas, y ver saltar a estos gigantes es un espectáculo imperdible que todos debemos presenciar.
 
Pero si buscas un poco más de sol, enero es la opción para ti.  Y si quieres ver a los delfines, en mayo los vas a encontrar por todas partes
 
Como recomendaciones generales te sugerimos perder el miedo a la desconexión, llevar dinero en efectivo, pues los comercios no aceptan tarjetas; olvidar el glamour e ir lo más cómodo posible, buscar un hotel que quede cerca a la playa y salir a pasear incluso con la lluvia a cuestas.

¿Cómo llegar? 

A Bahía Solano se llega por aire desde Medellín. Ada y Satena son las aerolíneas encargadas de operar los vuelos. Una vez en el aeropuerto José Celestino Mutis, vas a encontrar los moto taxis que te llevarán hasta la ciudad. Desde ahí puedes partir en lancha hasta Huina o irte por carretera hasta el Valle, ambos corregimientos son los más populares para hospedarse.
 
 
 
Colombia está llena de lugares mágicos que no salen en las portadas de las revistas más influyentes de viajes y turismo del mundo. Descubrir cuáles son y visitarlos es casi como encontrar una pequeña mina que hay que cuidar y disfrutar al máximo. Bahía Solano en el Chocó es una de ellas ¿cuál te atreves a conocer?